Liliana y Jose

Viaje a Thailandia

f715ea76-40f8-459e-86b9-a62afc406fbd_foto perfil

¡Hola! Somos José y Liliana, nosotros nos casamos el 13 de Octubre de 2012 y el 16 nos fuimos rumbo a Thailandia.

Conocimos a Delunademiel.es  por casualidad, por unos amigos nuestros que se fueron a una feria de novios y ahora estamos completamente decididos, que cualquier viaje que hagamos, será con ellos.

Antes de decidir el lugar, tanto Sara como Iván estuvieron asesorándonos acerca de nuestros gustos, presupuestos, etc. Y cuando al fin nos decidimos, simplemente nos contaron su experiencia y nos aconsejaron sobre todo lo que os imaginais. A continuación os contamos un poco nuestro viaje.

Nosotros escogimos Triángulo del Oro + Phuket. El vuelo lo hicimos directo Madrid-Bangkok con la Thai, y tanto para ir como para volver, es todo un placer, te colman de atenciones durante todo el viaje, y es un signo de lo que después verás allí.

Empezamos la aventura en Bangkok, con un día libre, como Sara e Iván nos habían dicho, nos fuimos con dos maletas de mano con lo indispensable para los primeros días, y nada más; así que podéis imaginar que lo primero que hicimos según llegamos fue irnos de compras… ¡¡¡qué locura y que humedad!!! Todo lo que pudieses imaginar allí estaba, y sobretodo menudos precios en lo textil… Nos pasamos el día de compras, por los puestos de la calle, el MBK, etc. tampoco pretendíamos comprarlo todo ese mismo día, así que entre el jet lag, el cansancio propio del viaje, y el nuevo clima, retiramos pronto para el hotel.

El segundo día nos fuimos al norte, a conocer Chiang Rai y Chiang Mai, allí pasamos tres días.  El norte es otra historia, no quiero deciros muchas cosas porque los que vayáis os gustará mas ir descubriéndolo, pero es mucho mas tranquilo, la gente es muy diferente a la de la capital, más agradable, más calmada,… es todo paz. El clima para los españoles mucho mejor, al menos en la fecha que nosotros fuimos. Allí disfrutamos de paseos en elefante, visitas a varias tribus, entre ellas las famosas mujeres jirafa, paseos en lancha por el río,… ¡qué recuerdos! Y qué hotelazos…(en nuestro caso ambos fueron Le Meridien). También visitamos varios templos, pero destacamos el templo blanco, que no estaba incluido en el programa pero nos llevo el guía, y si podéis ir, no os lo perdáis, es precioso.

No puede faltar evidentemente la visita al triángulo del oro, el museo del opio y nuestro fugaz pero provechoso viaje a Laos, solo fuimos una hora, y compramos como locos, no hay mejores precios en ningún sitio. Todo el grupo salimos con varios chollos de allí, jejeje. Un auténtico vicio, pero para que lo corroboréis tenéis que vivirlo.

Una vez finalizado el viaje en el norte (nos quedamos con ganas de mas porque nos encantó), volvimos a Bangkok a visitar varios templos y por supuesto a vivir nuevas experiencias, como por ejemplo el tuc-tuc, es medio de transporte obligado para quien va a Thailandia, y sinceramente se pasa genial, es una experiencia única. El resto de transportes hicimos caso a Sara e Iván y buscamos siempre los taxis con taxímetro (hubo casos que se negaron a ponérnoslo y no subimos), el sky-train,… mi consejo es que probéis todo lo que podáis.

De Bangkok decir que o te encanta o lo odias, no hay término medio, nosotros no tuvimos demasiado tiempo para investigar mucho la ciudad (es enorme) y hay muchas cosas que no hicimos o que no vimos, pero tiene un ritmo caótico que a veces resulta difícil de llevar.

Tuvimos suerte y nos coincidió fin de semana, por lo que no nos pudimos resistir a ir al mercado de Chatuchak, si lo otro es locura, esto ni os cuento, pero merece la pena visitarlo, y después para rematar nos fuimos al barrio chino, otra cosa que no os aconsejaría perdérosla, cenamos en un restaurante muy bien de precio, con música en directo y aire acondicionado que no sabéis lo que se agradece, cuando fuera hace tanto calor.

En cuanto nuestras visitas a los templos, nos encantaron todos ellos, cada uno de los Budas tiene un encanto especial, y sinceramente el Buda Reclinado te deja sin aliento, es enorme; el Palacio Real… no tengo palabras, está todo tan trabajado, tan bien hecho, tan cuidado… digno de admiración..

Bueno, esta fue nuestra primera semana… y ahora empezaba la segunda (ampliamos el viaje a 15 días para estar mas tiempo en la playa) para relajar y volver a España con las pilas super cargadas.

Una vez mas, “nuestros chicos” nos aconsejaron Phuket para ir a visitar la isla de Phi-Phi y la isla de James Bond, y como somos tan obedientes, allí nos fuimos. Las excursiones también nos recomendaron cogerlas allí porque saldrían mejor de precio, así que nos arriesgamos y fuimos a “ver que sale”.

He de decir antes de nada, que por la fecha muchos de nuestros compañeros de viaje nos decían que iba a llover muchísimo en Phuket (la mayoría se  iba a Koh Samui), y bueno, nos llovió dos horas a lo loco el primer día y media hora al siguiente día, así que si eso es llover, veniros al Cantábrico,… Lo comento porque muchas veces te dejas llevar por lo que te cuentan y nunca se sabe, pero el segundo día, la media hora de lluvia la pasamos en la piscina del hotel tan contentos.

Phuket en sí, me recordaba mucho a Benidorm, mucho barullo, mucha gente,… y constantemente publicidad sobre la lucha Mai Tai  y por la noche el ping pang show, como queríamos relajar, la mayor parte de los días nos escapamos un poco de la playa de Pattong, alquilamos una moto (lo de alquilar un coche nos daba bastante miedo, conducen fatal!!!) y estuvimos 100% a nuestro aire, disfrutando de nuestro viaje al máximo. Una recomendación, si os gusta la comida italiana, no dejéis de ir a un restaurante que se llama “La Casa”, son encantadores, y se come genial, además por la tarde, esculpen hielo y hacen unas figuras que son una pasada.

Como comenté más arriba, íbamos sin excursiones, así que buscamos opciones para contratar, había muchos puestos por la calle con viajes, pero Sara nos había hablado de agencias, así que nos empeñamos en encontrar una (nos costó un poco, pero preguntamos a un taxista y nos llevo hasta una de ellas –los taxistas allí no tienen nada que ver con los de aquí, y no quiero ofender a nadie-, nos esperó y nos llevó a nuestro hotel otra vez). Bueno, la experiencia merece una mención especial, había dos tipos de viaje, uno en lancha rápida y otro en un barco, quisimos la lancha, que por supuesto era mas cara; pues bien, le pedimos presupuesto para Phi-phi, nos dio un precio, y después empezó el juego del regateo si cogíamos también la isla de James Bond en lancha rápida… Solo os digo, que la guía que nos fue a buscar al aeropuerto cuando llegamos a Phuket nos ofreció la excursión a Phi-phi con guía español por un precio (no recuerdo exactamente) y con seguro; bueno, pues a nosotros nos salieron las dos por menos precio que el ofrecido por la guía, con seguro, y nos iban a buscar al hotel y nos dejaban allí otra vez, eso si, guía en inglés, pero no tengáis miedo, nosotros tampoco sabemos demasiado inglés y cuando no entendíamos, simplemente íbamos detrás del resto, jejeje. Por todo esto, una vez más gracias a Delunademiel.es, nos ahorramos un montón de dinero para gastar en compras, jejeje.

Si vais a Thailandia no dejéis de ver al menos esas dos islas, son preciosas, y luego te llevan a playas paradisiacas, a hacer snorkel, a dar de comer a los monos, etc… Merece mucho la pena.

Creo que ya me he extendido mucho, pero no me canso de hablar del viaje de nuestros sueños, fue todo tan bien, tan perfecto,… es poco lo que siento, es que todo lo que nos dijeron antes del viaje fue tal cuál allí, siempre estaremos muy agradecidos a Sara e Iván por todo, son excepcionales y están constantemente pendientes de que todo vaya bien y de que tu viaje sea simplemente inolvidable.

Thailandia es un país para disfrutar, para dejarte llevar, es una cultura muy distinta y tienes que llevar la mente abierta para lo que vas a ver, y tener muy en cuenta que no estas en Europa, allí nos consideran ricos, pero ellos son felices con lo que tienen, y si te ven que tú lo necesitas, no dudan en dártelo. Es un país al que volveríamos con los ojos cerrados, hemos vuelto enamorados de sus tradiciones, su cultura, su comida,… Aunque no sea el destino elegido para vuestra luna de miel, si podéis, no dejéis de ir alguna vez en la vida.

Gracias a todos aquellos que hayais llegado al final y gracias una vez más a Delunademiel.es  No cambiéis nunca chicos!! Sois geniales!!

5f8bc49f-0564-4e37-9e1d-8f281c8785ec__IGP1321
77a53b78-0749-4361-8823-5a04cb6672f2__IGP1867
88f3cbf5-63c3-433e-b3c9-49622270e6fb_Templo Blanco
f1c3e747-f56f-408c-b040-a7017e216622__IGP1423

Categories:

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
Abrir chat
1
Hola,

Nos alegra saber que estáis pensando en hacer un viaje inolvidable... estáis en el lugar correcto.

¿En qué podemos ayudarte?